sábado, 13 de octubre de 2007

Nobel Caliente


Al Gore merece una enhorabuena. Es el primer hombre en conseguir un Oscar y un Premio Nobel de la Paz. Por supuesto el primero es mucho más difícil, más cotizado y mejor remunerado. (Además hace falta matar a menos gente, salvo en el caso de Anthony Hopkins)

¿Qué hace a Alberto merecedor de tantas atenciones? Nada más y nada menos que su película sobre como el calentamiento del planeta, causado por la industria y concretamente las emisiones de dioxido de carbono va a sumergir Nueva York en el Atlántico. No sé que tienen que ver la ardilla y el mamút, ni tampoco por qué no la protagonizó Leonardo di Caprio. Lo que sí esta claro es que para un político retirado demasiado joven y con la mirada puesta en la Secretaría General de la ONU, su dedicación a la causa más de moda es más que conveniente. Tampoco es tontería que comparta el premio (generosamente) con el IPCC.

Como podéis imaginar, no acabo de salir corriendo a comprarme un híbrido (ya sabéis "Como las estrellas"), y soy bastante escéptico sobre los efectos de un gas que forma 0,038% de la atmósfera sobre un sistema inherentemente complejo, como es el clima. Sobre todo cuando el monóxido-dihidrógeno tiene un efecto 100 veces mayor, por no hablar de un pequeño reactor de fusión a 8 minutos-luz de la tierra que tiene bastante que ver con la temperatura del planeta. No es casualidad que también suba la temperatura en Marte.

Baste decir que el alarmismo da muchos réditos, especialmente para los futuros encargados de controlar las soluciones. Nada como crear una crisis y ofrecerte a resolverla para tocar poder. Como dice Vaclav Klaus en su nuevo libro es mucho más útil, a estos efectos, el calentamiento global, con sus implicaciones de planificación central de la economía, que la lucha contra la malaria, que mata a millones de personas todos los años, pero no afecta a los países ricos. Bjorn Lomborg, el ecologista escéptico también nos urge a replantearnos nuestras prioridades. Es curioso que más climatólogos han firmado esta petición, que el informe del IPCC, y que muchos de los signatarios de este hayan pedido la retirada de sus firmas cuando se cambiaron las conclusiones en el resumen para políticos.

Resumiendo, si Gore de verdad quiere parar el calentamiento del planeta, debería olvidarse de Kyoto e ir a por los verdaderos responsables de emisiones, para empezar podría ponerle un buen tapón a esto, repartir corchos para estas y si con eso no basta, esto seguro que funciona.

5 comentarios:

Han Solo dijo...

Ya estamos viendo situaciones tan ridículas como
esta
en la web. Al final le echarán la culpa a los campesinos que tienen 4 cabras...

También he encontrado un artículo interesante
aquí
.

Lo triste es que no haya ningún candidato para el Nobel de la Paz que le haga sombra...

La verdad es que quizás el Nobel de la Paz no sea consistente con sus nombramientos, en mi opinión es mejor no nombrar a nadie que hacerlo a la fuerza. Si hay que nombrar siempre a alguien lo que pasa al final es que se pone a Mª Teresa de Calcuta a la altura de Yasser Arafat... o de Al Gore!
(ver premios Nobel)
.

Me parece increíble que la gente se queje tanto de la manipulación política y no vean el gato encerrado.

Muy buen artículo Gallatin!

(muy ingeniosos los enlaces de las soluciones)

Por cierto sólo estamos a 8 minutos-luz? dicho así parece poco ;)

Anónimo dijo...

http://cafehayek.typepad.com/hayek/2007/10/will-gore-warm-.html#comments

Gallatin dijo...

Muy bueno Luisen, a Monckton lo conocía por lo que ha escrito sobre cambio climático en el Daily Telegraph.

La lista de premios de la Paz es un cachondeo.

Por cierto mira el último enlace de la entrada. Es una entrevista muy buena sobre medio ambiente con quien ya te puedes imaginar...

Jack Sparrow dijo...

Muy buen artículo Felix!
Sigue así!! Eres el único que se curra esto. Y encima aprendemos.
Te doy toda la razón, la verdad es que no estaba nada informado...
Una pena que Rajoy no sepa venderlo tan bien como tú y quede como un tonto por no creerse lo del cambio climático...

Un abrazo!

Pepe

Anónimo dijo...

Manda huevos Jack Sparrow, baste que lo diga Rajoy para que te lo creas...