lunes, 21 de abril de 2008

Ideas



Aunque la política nacional da incluso más asco que la política en general, me gusta ver que en los últimos días el teatro de marionetas que son los titulares se haya llenado de palabras como socialdemocracia, liberalismo, conservadurismo, democracia cristiana, socialismo, etc. La política no debería ser como un partido de fútbol Barça-Madrid o la elección entre dos marcas de detergente. Como mínimo habría que hablar de gestión, pero realmente debería tratarse de un debate de ideas y de futuro. No soy tan iluso como para creer que son sinceros, se trata de una estrategia de posicionamiento, puro marketing, pero mejor marketing ideológico que el marketing al que estamos acostumbrados. Al menos a alguno harán pensar.
Todo lo que sea trascender un poco el engañabobos simplista, estúpido y cada vez más vacío de Izquierda vs. Derecha, es un avance.

2 comentarios:

biocomplex dijo...

ja ja ¿Qué quería decir Rajoy cuando dijo que los que no estubiesen agusto que se fueran al partido conservador o al liberal? :-0 Ja ja

biocomplex dijo...

Soy un borrico